04 de gener, 2008

Ganó Obama, Edwards se crece, Hillary aguanta

Ya han pasado los caucus d’Iowa, el inicio de la carrera presidencial. A partir de ahora y hasta noviembre, una trepidante cadena de elecciones, llevará a los EEUU a la elección de su 44 Presidente.

En Iowa, un estado del middle-west, de abrumadora mayoría blanca (el 92 %), eminentemente agrícola, con una población 3 millones de habitantes, y una temperaturas estos días rozando los 15 bajo cero a la hora de las votaciones, es el estado que por ley tiene legislado ser el primero en empezar la batalla presidencial. Y lo hace no mediante elecciones primarias, sino mediante los curiosos caucus, que no son otra cosa que reuniones de vecinos (en casas, iglesias, polideportivos, bares incluso) donde se defiende durante unas 2 horas a los diferentes candidatos, para acabar votando a mano alzada.

Iowa no es un estado muy representativo de lo que es Estados Unidos en general, pero tiene la particularidad de que un mal resultado aquí lastra la campaña. No es tanto lo que puedes ganar, sino lo que puedes perder. Que se lo digan si no a Howard Dean, el candidato más a la izquierda de los demócratas del 2004 que vio como de ir primero en las encuestas pasó a ser el tercero en este caucus, ganado por Kerry.

Os pongo un enlace donde están todos los resultados con el 100 % escrutado, pero podemos resaltar:

  1. En el bando demócrata ha ganado Barack Obama con un 38 % de los votos. Parece que entre el electorado demócrata ha calado el concepto del cambio. Ha sido una sorpresa relativa, pero lo convierte en la referencia para los demócratas a partir de ahora. En su web anuncia la victoria. Os pongo el enlace con su video donde da las gracias por los resultados.
  2. La noticia en el segundo puesto es lo que no es. Es decir, no lo es Hillary sino Edwards. Como dice en su web: “El cambio ha ganado”. Change won, the status quo lost, and the fight is on to see if we’re going to have the kind of change we need to save the middle class”, es lo que escribe en su blog. Como os decía en otro post, habrá que estar atento a Edwards, que puede ser el hombre clave en esta campaña, tanto por su propio ímpetu, como una posible alianza electoral. Un tícket Obama-Edwards puede ser duro de roer para Hillary. No obstante esto ya lo hizo con Kerry hace 4 años y al final no salió bien. Creo que aguantará más que en el 2004 e intentará medir sus fuerzas al menos hasta el supermartes.
  3. Aquí encontramos a Hillary, tercera con un 29 %, muy cerca de Edwars. Derrotada aunque los márgenes son escasos. Pero la impresión que queda es que no ha podido con el ímpetu de los candidatos “del cambio”. No obstante, en su página web da las gracias a Iowa y ya se centra totalmente en las primarias de New Hampsire, dentro de 4 días, donde ahí, tanto el procedimiento electoral como la configuración del estado le son más favorables. Aunque haya quedado tercera, sigue siendo la favorita.
  4. En el bando republicano, la lucha entre “predicadores” la ha ganado el que se había dedicado a esto, es decir, el baptista Mike Huckabee, con el 34 % de los votos. En un estado tan conservador era previsible que los dos candidatos más conservadores y de más firmes convicciones y raíces religiosas acapararan el mayor porcentaje de votos. Entre Huckabee y Romney tienen el 60 % de los votos. Huckabee se convierte en el gran aspirante republicano. Pero sin descartar a Romney, que con su segundo puesto, mantiene intactas las esperanzas
  5. Giuliani ha sacado un triste 4 %. Pero eso no lo detiene, ya que hay que recordar que la atención que ha prestado a este estado “hostil” con su estilo es más bien poca. Como ejemplo vale decir que el día antes de los caucus, mientras otras candidatos hacían campaña casa a casa, él estaba de invitado en un plató de televisión en unos de los late nights más famosos de la costa oeste. Irá creciendo.
  6. Dispersión de voto entre el resto de los candidatos republicanos: Thompson y McCain un 13 % y el outsider Ron Paul con un 10 %. No es de extrañar que alguno de estos, las próximas semanas desistan de su intento y den su apoyo a alguno de los “grandes”.

En fin, esto es de momento, lo que os puedo escribir. Un poco pronto para sacar más conclusiones. Os informo no obstante que las próximas contiendas serán, en el bando republicano, el 5 de enero en Wyoming, otro caucus; y en el bando demócrata, ya con primarias, el 8 de enero en New Hampsire. En breve os colocaré una encuesta para que podáis opinar sobre vuestro preferido.

Saludos.