11 de març, 2007

No olvidar

El PP no va a conseguir distraer la atención del verdadero drama. No va a conseguir que la ciudadanía olvide ni que creamos sus trampas. Podríamos entrar en su juego, y hacer una interpretación, digamos partidista, de la manifestación de ayer, si no fuera porque hoy es un día triste. Según sus datos más optimistas el PP dice que sacó a la calle algo más de 2 millones de personas, lo que quiere decir que 8 de cada 10 votantes del PP se quedó en casa. Eso aun con el esfuerzo propagandístico y financiero que los dirigentes de Génova pusieron en ese día. Habrá que preguntarles cómo se justifican todos los autocares pagados para la concentración, y porqué dedican dinero a financiar campañas de agitación. Otros datos, supongo más fiables que los que dan los propios interesados, dicen que algo más de 300.000 personas se concentraron en Madrid. Las comparaciones son odiosas, y no voy a seguir por ahí, ya que me parece absolutamente lamentable que un partido convoque a la ciudadanía para echarla contra otro. Y no digo de sumarse a manifestaciones convocadas por otros, sino convocadas directamente por los máximos dirigentes. Parece que han dimitido de su responsabilidad emanada del pueblo, de hacer la política en el Parlamento. Porque en el Parlamento, como hemos visto hace pocos días en el Senado, lo que hacen es montar bronca. No dejan hablar al Presidente y se comportan como hooligans. No tienen absoluta credibilidad cuando dicen que no crean crispación. A los hechos nos remitimos.

Podríamos hablar de muchas cosas. Como de la cantidad de banderas preconstitucionales, con el símbolo franquista que se ven en muchos de los actos con presencia de dirigentes populares. Decir que su sola presencia (de estas banderas) es un insulto a las personas que perdieron la vida o que se vieron represaliados, por defender la legalidad vigente y más tarde lucharon por hacer retornar la democracia. Es simplemente una irresponsabilidad que el principal partido de la oposición, se pasee de la mano de la derecha de su derecha.

Podríamos decir que mucha gente ayer trabajaba por la ciudadanía, en vez de agitarla, como es el caso del PSC que ayer tenía su jornada de Politica municipal.

Podríamos hablar de lo que verdaderamente preocupa a la gente: la vivienda, la seguridad ciudadana, el tener un trabajo estable, el transporte público, la educación de los hijos; de todo aquello que sabéis que preocupa.

Pero hoy es 11 M. Hoy hace 3 años del peor atentado de la Historia de España. Hoy es un día de luto, como lo serán todos los 11M. Y cada 11M hemos de tener un recuerdo por todos los que sufrieron los atentados, por las víctimas y sus familiares y allegados. Hemos de seguir reflexionando y siendo serios. Hoy es un día triste. Y algunos siguen empeñados en que los titulares de los medios de comunicación sean para ellos. Robando tiempo y desviando la atención de donde no hay que sacarla. Qué triste. Qué lamentable, que en su afán de acaparar la atención para su cruzada ayer Rajoy no dedicara ni un minuto a las víctimas del 11M. El “todo vale" del PP empieza a ser preocupante.

Pero no lo conseguirán. No conseguirán borrar de la Historia que Aznar estaba en la foto de las Azores; borrar de los libros de Historia que estuvimos en una guerra y ocupación ilegal en base a mentiras y manipulaciones; no conseguirán que la amnesia impida recordar que Acebes era el Ministro del Interior el 11 de marzo del 2004. Era el Ministro que, no sólo no supo prever el atentado más importante, sino que, en el colmo de la desfachatez, nos intentó colar la teoría conspirativa de ETA. Y no conseguirán que olvidemos. Ni que recordemos. Hace 3 años, hoy y todos los 11M que pasen.