04 d’abril, 2006

El míting de Zapatero y el recuerdo

El pasado sábado estuvimos de míting. Un míting de aquellos que nos devuelven los sonidos, el ambiente, el calor que sólo los socialistas saben imprimir a las campañas. Un míting que nos ha hecho ver que en breve estaremos otra vez movilizándonos para conseguir el apoyo ciudadano para el proyecto socialista en Catalunya, para el Estatut, y para nuestras ciudades. Un míting con sabor. No podía ser de otro modo. El lugar: el barrio Riera de Cornellà que, a mí, personalmente, siempre me trae buenos recuerdos: unos recuerdos de hace más de 20 años, cuando empecé a conocerlo, a través de parte de mi família que vivía (y vive allí): de mi tío Juan, al que siempre escuchaba explicar las historias, las penurias y las reivindicaciones de un barrio obrero, a mis primos: desde aquí un recuerdo para ellos. Sergio y JuanMiguel, dos periquitos convencidos, con los que pasé mi infancia, y descubrí el alma de un barrio que, ahora está en plena transformación. Allí donde ahora se levanta el futuro campo del Espanyol antes la nada. Cornellà siempre ha sido mi segunda ciudad, por donde he paseado y he podido ver cómo evolucionaba a 10 metros de mi casa de siempre, en el barrio centre de L'Hospitalet: dos ciudades hermanas. Os decía que el lugar del míting fue muy propicio, como lo fueron los oradores, y, efectivamente, lo fue el auditorio; un auditorio entregado y entusiasta, en disposición una vez más para apoyar a nuestros dirigentes. Esta mañana he leído el artículo de Jospe Pernau en El Periódico. Su lectura me ha devuelto estos recuerdos. Creo que no se puede expresar mejor el sentimiento. Yo, como reconocimiento, os recomiendo su lectura y, de paso, os lo transcribo a continuación, dedicándolo a todos y todas las que estuvieron el sábado en Cornellà. Saludos:
"El compañero Presidente en Cornellà: Querido Manolo:Sería imperdonable que hoy no tuvieras noticias de los tuyos de Cornellà, que se encuentran estupendamente bien, pero que quieren hacerte compartir un poco la alegría que nos ha deparado nuestro vecino y además ministro, Pepe Montilla, ya que, gracias a él, el compañero Zapatero ha empezado por nuestra ciudad la campaña de apoyo al Estatú. No te puedes imaginar el entusiasmo desplegado y los viscas que llegamos a corear. El visca es una de las palabras que hemos adoptado los andaluces de la inmigración.Se ha dicho que vendrá también Rajoy. Pero con una intención muy distinta: para asustar a la gente con el troceamiento y la ruina de España. Veremos ahora qué hace, si insiste en la idea de aparecer por el Baix o si reduce la predicación a zonas urbanas en las que el auditorio ya está convencido. Han de estar ahora desconcertados. El Estatú les ha hecho tururú. Si quiere venir a decir delante de un micrófono que es muy malo, que venga. El no del PP nos honra. Se llevará un buen chasco. Confiaba en que Maragall y el tripartido habrían dividido a los socialistas catalanes y ahora resulta que estamos más unidos que nunca. De ahí que espero que me digas si es verdad que esto ha ocurrido en nuestra tierra andaluza. Aseguran que Arenas explica barbaridades sobre la Catalunya --el sonido ny es también nuestro-- estatutaria, y si alguno le ha hecho caso, que venga al Baix Llobregat, que se asombrará.Son días gloriosos. Te gustaría estar aquí con nosotros. La alegría es doble. El compañero-presidente en Cornellà, el sábado, y la victoria delBetis en el derbi sevillano, el domingo. Hemos visto el partido en un bar y hemos celebrado el gol de la victoria como otro 14-M. Petons, como decimos aquí y salut. Paco."