07 de març, 2006

Política de PP

Que el PP miente es un hecho.
Que el PP manipula es otro hecho.
Que el PP es desleal es otro hecho.
Mentira, manipulación y deslealtad: estos son los nuevos 3 ejes sobre los que el PP está basando su política renovadora, su mirada de “futuro” anclada en la rémora de su pasado. Mentira porque siguen engañando a los españoles con el Estatut, porque España no se rompe y porque Catalunya mejora en su autogobierno y financiación; y miente cuando habla de la “no negociación con ETA”: los datos y las hemerotecas están ahí y sacan los colores del gris Aznar. De Aznar emanan los tres hechos: y en este caso, la mentira tiene nombre y ese nombre es Zaplana. Manipulan porque utilizan la memoria de las víctimas y siguen empeñados en su personal teoría del 11 M; porque nos quieren hacer creer realidades que no existen, como hicieron con la guerra de Irak; porque se manifiestan por el recorte de derechos; la manipulación tiene un nombre y ese nombre es Acebes. Y son desleales: por que no saben hacer oposición, porque huyen de la derecha hacia el extremo de la derecha; porque acogen en su seno, en sus teorías, las teorías y desvaríos de personajes como Tejero; porque han roto el Pacto Antiterrorista; ellos lo saben, pero no quieren salirse de su espiral destructiva y destructora; atacan a Zapatero y lo hacen sin criterios ni razonamientos, sólo con la víscera, el odio, el resentimiento, desde el no saber perder y querer romper las reglas del juego para recuperar el poder, aunque eso suponga recuperar un lenguaje, como mínimo, peligroso; no tienen sentido de Estado al anteponer su estrategia política caníbal a los intereses y el futuro de España; son desleales porque utilizan la situación política interna para intentar deslegitimar a nuestro gobierno y nuestro país en el extranjero; son desleales porque no han sabido sacarse de encima al mayor desleal de todos, ése que con su dedo hizo hereditaria la deslealtad; hoy, la deslealtad tiene un nombre y ese nombre es Mariano Rajoy.
Saludos.