31 de desembre, 2005

SMS en navidad


Si hay una cosa en la que ha cambiado la navidad, esa es, efectivamente la manera de felicitarla. Desde hace aproximadamente una década, la cada vez más amplia y general tenencia de los móviles, y el uso que hacemos de ellos, hace que en estas fechas todos y todas enviamos y recibamos montones de sms.
Aun recuerdo cuando en casa llamábamos por teléfono fijo, a los familiares, a los amigos, y cómo se colapsaba la línea en esos minutos anteriores y posteriores a la nochebuena y a año nuevo. Hoy día, las costumbres van cambiando, y hemos de ser nosotros mismos los que no las perdamos. Porque, la felicitación, el recuerdo, la llamada a nuestros seres queridos, a nuestros amigos, no la podemos dejar, y no hemos de basarlo todo en mensajes que, por más que lo intentemos, no tendrán la calidez de una llamada y la voz al otro lado.
No obstante, soy de los que envío montones de mensajes cortos a la gente que, durante el año que se acaba ha estado conmigo. A muchos, además, intento llamarlos. A mí, personalmente, siempre me ha hecho ilusión el recuerdo de la gente. Más que por las fechas, por el significado de saber que la gente se acuerda de uno, y que sigues teniendo personas a las que recordar y a las que saludar. La verdad es que soy de esos a los que le hace ilusión recibir un mensaje.Escuchar el pi pí del móvil y saber que en ese momento alguien ha pensado en ti. Si, ya sé, que prefiero evidentemente, que el mensaje sea positivo, pero de todas maneras, es un gesto de conocimiento.
Así que, durante estas fechas, no perdamos la costumbre de comunicarnos, de llamarnos, de enviarnos mensajes, y de desearnos mutuamente un gran año 2006, que, en todo caso, sea un poco mejor que éste.
Saludos.