07 de novembre, 2005

Hoy, refranero español: o, y en estas Piqué llama fascista a Zaragoza.

Subtítulo: hace falta recordar el refrán???

Este fin de semana, el PP ha hecho una demostración de lo que para ellos es una acto de normalidad, y etcétera, y que no es más que una muestra más de su anticatalanismo, como es hacer su especie de convención en Barcelona, en la que han vuelto a repetir todos sus infundios sobre la reforma estatutaria y su “defensa” de la constitución.
Lo que más me ha llamado la atención es el nivel de lío mental que deben de tener en la cabeza, todo el día dale que dale, intentando decir la más gorda, para ganar puntos ante su jefe (sí, ese que se dedica a desestabilizar y desprestigiar al gobierno y a España, desde sus conferencias en el exterior, y el que asusta a los empresarios contándoles una realidad falsa). Es tan grande el lío, que hay dirigentes que confunden el destinatario de sus invectivas. Si no, no se entiende que Piqué llame fascista al secretario de organización del PSC, José Zaragoza. Eso o es que se le han traspapelado los papeles y ha leído la glosa a algún dirigente de su partido, que atesora méritos en otros regímenes. Supongo que en el PP deben estar molestos con esta afirmación, y alguien le debe de haber llamado ya la atención a Piqué, no sea que les roben la exclusividad de tal calificativo.
Debo suponer que Piqué ha sufrido un paso más en su larga trayectoria de cambio ideológico, de los cuales ya hemos perdido la cuenta. No en vano, podríamos calificarle a él de progre venido a menos, ya que no hay que olvidar su pasado de militante en el PSUC; y digo venido a menos, por no decir degradado, ya que su deriva a la derecha económica y social ha sido antológica.
Ahorro los comentarios acerca de la falsedad del calificativo a Zaragoza, porque me parecen más que obvios, sobretodo al hacer referencia a una de las figuras más destacadas del socialismo catalán de los últimos 30 años.
Pero no quiero dejar escapar la ocasión para reforzar el argumento de Zaragoza, por el que Piqué le llamó fascista. Y es que CiU debe dejar claro, muy claro, que si el PP vota en contra del Estatut (y ya lo ha hecho al votar en contra de la admisión a trámite), debe romper todos los acuerdos que tienen ambos (por ejemplo, en el ayuntamiento de Tarragona). Si no, Mas estará perdiendo credibilidad ante el pueblo catalán.

En fin, cómo era aquello de que …cree el…. que son todos…???
Saludos.