26 d’octubre, 2005

Muere un icono de la lucha por las libertades


Noticia del día

Me parece muy interesante, en el día de hoy, y viendo la que está cayendo, dedicar unos momentos y un espacio en esta ventana, a la reflexión sobre algunos temas que pueden correr el riesgo de quedar sepultados por el día a día mediático. Sabéis de mi intención por resaltar de manera regular, diaria si es posible, aquellas noticias que me parecen dignas de mención; y sabéis que, al margen de las obligadas reflexiones sobre la actualidad más rabiosa, me gusta abrir ventanas a cosas más desconocidas.
Así, hoy quiero hacer referencia a una noticia que podéis ver ampliada en El Periódico del día de hoy, y que no es otra que la muerte de Rosa Parks. Por el nombre posiblemente no la recordaremos, pero si decimos que fue aquella mujer que protagonizó una de las plantadas más sonoras de la América segregacionista, entonces podremos situarla en su justa medida.
Rosa Parks fue la mujer de raza negra que, el 1 de diciembre de 1955, y yendo en un autobús en Alabama, se negó a ceder su asiento a un blanco, que lo reclamaba para sí, por tratarse de “una zona para blancos”. Este gesto significativo dio la vuelta al mundo y fue uno de los inicios de lo que después fue la lucha de Martin Luther King, en contra de la segregación racial y el racismo. Hoy aun suena actual la frase que decía: “Quería ser libre”. La libertad es una de las grandes conquistas. La libertad y el recordar que en este mundo aun quedan muchas causas por las que luchar y por las que vale la pena defender los derechos.
Hoy ha muerto Rosa, pero su legado es muy grande. Como el legado de tantas otras personas, anónimas o no, que han realizado acciones valerosas, llegando a jugarse y a veces perder, la vida, en sus reivindicaciones en busca de un mundo mejor, no racista, solidario, justo, igualitario y libre. Hoy hablo de Rosa, pero creo conveniente resaltar la tarea de gente como Aung San Suu Kyi, Premio Nobel de la Paz de 1991 y luchadora por los derechos humanos en Birmania (que aun hoy vive confinada en su casa); como el propio Luther King, como tantos y tantos otros, que harían la lista interminable.
En fin, que simplemente os quería hacer partícipe de esta reflexión, invitándoos a que me deis vuestra opinión sobre otros destacados protagonistas de la historia, merecedores de ser recordados por su contribución a la mejora de nuestro mundo.
Saludos.
Foto Archivo AP